google.com, pub-2897901981826611, DIRECT, f08c47fec0942fa0
 

Qué son los NFT en GUATEMALA, los activos digitales que están transformando el coleccionismo de arte y bienes digitales

Los NFTs (Non-Fungible Tokens) son activos digitales que básicamente son una extensión de esa misma idea. Antes conferíamos valor a bienes tangibles que podíamos tocar y ver (oro, sellos, obras de arte), y ahora lo hacemos cada vez más a bienes intangibles que sobre todo vemos, pero probablemente no podemos tocar.

Las criptodivisas son una aproximación a ese principio, pero los NFTs van un poco más allá y aplican ese concepto de reserva de valor a esos objetos más orientados al coleccionismo.

Al contrario de lo que ocurre con las criptodivisas, los NFTs no se pueden intecambiar entre sí, ya que no hay dos NFTs iguales: tu carta de un criptogatito es única, como lo es esa obra de arte digital o cualquier otro bien intangible que entra en esta definición.

Como explicaban en Coindesk, hay una analogía clara entre un NFT y una entrada para un festival de música: en esa entrada hay información sobre el comprador de la entrada, la fecha del evento y su localización. Esas entradas, como los NFTs, son personales y únicos.

La mayoría de estos "tokens" (que pueden ser monedas, sellos, obras de arte, o criptogatos, por ejemplo) se basan en los estándares de la red Ethereum y de su cadena de bloques.

Eso ha permitido que sea fácil operar con ellos a la hora de comprarlos y venderlos, y que servicios como MetaMask o MyEtherWallet (monederos que permiten interactuar con Ethereum) sean referentes en este tipo de transacciones. Además de ello, los NFTs reúnen varias características:

  • Extrañamente únicos: estos activos tienen muchas analogías con las obras de arte, de las cuales puede haber copias (es aún más fácil hacer copias de obras digitales), pero aquí el propietario puede certificar que es el propietario único y real de la obra original, aunque esta pueda compartirse fácilmente en internet (y lo hace). Es una situación curiosa y un giro al valor que concedemos a las obras de arte físicas y a las digitales.

  • No interoperables: no puedes usar un avatar/tarjeta de Cryptokitties en otros juegos similares como CryptoPunk.

  • Indivisibles: a diferencia de las criptodivisas, los NFT no se pueden dividir en partes más pequeñas, y tienen un valor completo como entidad o token completo, sin más. No puedes tener 1/1000 de un criptogatito.

  • Indestructibles: los datos de un NFT se almacenan en la cadena de bloques a través de un contrato inteligente (Smart Contract), lo que hace que no se puedan destruir, eliminar o replicar.

  • Propiedad absoluta: a diferencia de la música o el cine, si compras uno de estos bienes su propiedad es absolutamente tuya. No compras una licencia para ver la película o escuchar la canción, sino que ese bien intangible es completamente tuyo.

  • Verificable: la cadena de bloques hace posible verificar algo que es bastante más complejo demostrar o certificar con temas como el coleccionismo de arte o sellos, por ejemplo: la cadena de bloques mantiene un historial de quién ha comprado o vendido un NFT y quién es su actual propietario (absoluto), incluyendo el creador original a quien se compró ese activo digital en primer lugar.

NFTs como el futuro de los negocios
 

Volvemos a Cuban, absoluto creyente de este tipo de activos digitales. En su opinión los NFT son el futuro de los negocios. "Esta generación sabe que un contrato digital y el activo digital que representa o un criptoactivo son una mejor inversión que el tradicional activo que puedes ver, tocar o sentir".

Eso desde luego empieza a cobrar sentido con este renovado auge que se está viendo con las criptodivisas y del que bitcoin y Ether son protagonistas. A los criptogatos le han seguido incluso memes como Nyan Cat, pero además los NFT empiezan a tener también apoyos incluso en segmentos muy tradicionales, como ha demostrado la nueva subasta organizada por la casa de subastas Christie's.

La obra es un collage de algo más de 5.000 imágenes creadas (una por día) por este artista en los últimos 13 años. La subasta, por cierto, se deberá pagar en ETH, y en Christie's indican tanto la dirección del monedero como la del contrato inteligente que valida y certifica que la obra —una imagen de 21.069 x 21.069 píxeles) es única.

Beeple, que ha ganado millones con sus obras, se ha convertido ahora en el máximo exponente de esa teórica revolución que el arte y el coleccionismo podrían vivir con los NFTs. Y es que, como decía Cuban, "el arte es arte. Siempre ha estado disponible en formas casi ilimitadas".